GUÍAS / DIARIOS DE VIAJE
Te encuentras en: rIL » Ocio » Viajes » Italia

ITALIA

  SUIZA

CONTENIDOS:

 

Italia es destino turístico por excelencia, quizás porque es uno de los países más ricos en patrimonio (más de 100.000 monumentos de gran relevancia histórica es difícil de superar). Roma se lleva la palma en visitas seguida de Venecia, Florencia tampoco se queda muy atrás, pero hay muchos lugares más como iremos viendo a lo largo de estas guías.

Cómo llegar... el transporte en Italia.

Coche.

Recorrer Italia en coche puede parecer en principio una buena idea, pero lo cierto es que en muchas zonas no es muy recomendable; algunas ciudades son un caos, están sobresaturadas de vehículos y en lugares conflictivos (sur de Italia y Nápoles por ejemplo) el robo de coches está a la orden del día, por ello nadie para en los semáforos... es ahí donde más probabilidades tienes de quedarte sin coche, como en el juego GTA.

Habrá zonas a las que sólo podremos llegar en coche o bus, teniendo en cuenta lo anterior podremos ir con nuestro coche o alquilar uno, las autopistas son muy buenas en casi todo el territorio pero no te librarás de pagar peaje.

Tren.

La red de trenes italiana (FS) no tiene muy buena fama (sobre todo en el sur), y en mi caso tras recorrer toda Italia en tren no puedo opinar lo mismo. En general son muy puntuales, aunque es probable (muy probable en el sur) que se retrasen, por lo que tenlo en cuenta.

Hay varios tipos de trenes, los más rápidos son los ES (EuroStar) e IC (InterCity) porque tienen menos paradas, en los ES tendrás que pagar suplemento así como en los IC en los que haya que reservar, si no hace falta reserva puedes entrar y sentarte donde quieras. Con el billete de inter rail puedes utilizar todos los trenes menos los ES y si hace falta reservar son 5€ por persona. Por último están los regionales, espresso y diretto, paran muchas más veces pero en determinadas zonas son los únicos que podremos coger.

Todos los trenes desde los regionales hasta los EuroStar cuentan con lo mínimo exigible a la hora de hacer un viaje, ya sea aire acondicionado (que muchas veces es excesivo y no se puede nivelar), apoyacabezas regulables y baños limpios, además el precio no es caro. Los billetes se pueden comprar en las estaciones o en máquinas expendedoras (que no se encuentran en todas las estaciones) en las que tú mismo puedes hacerte con el billete.

Los revisores no pierden mucho el tiempo mirando los billetes, íbamos 4 personas y con casi todos los revisores pasaba lo mismo, sólo nos pedía el billete a una persona, y ni se molestaba en mirar si estaba caducado; tal fue la cosa que hicimos uso de ese billete 17 días en vez de 16 teniendo claro de antemano que el revisor no se iba a dar cuenta, y eso si hay revisor, porque en los trayectos menos importantes hay menos probabilidad.

Barco.

Para ir a Sicilia (recuerda que es una isla) se puede ir directamente en tren, ya que en San Giovanni el tren entra en un ferry hasta Messina, no hay que pagar ningún suplemento y en el trayecto se puede subir a bordo del ferry para observar las vistas al mar o tomar algo.
Lo mismo si vas en coche, deberás hacer uso del ferry.

Por mar puedes llegar desde España, Grecia, Turquía, Túnez, Malta, Albania y Croacia. Para ir a Grecia deberás ir a Bari o Brindisi (sur de Italia) para llegar en ferry a Patras en 14-15horas, es un viaje habitual en mochileros que hacen el inter rail de la zona G, el suplemento con billete inter rail es de 10€.

Las ciudades con puerto más importantes son Génova y Nápoles.

Avión.

Es la mejor opción desde España gracias a Ryanair o Vueling, Italia está plagada de españoles gracias a ellas.
Con Ryanair desde Zaragoza, Granada, Sevilla, Valencia, Santiago de Compostela, Santander y Girona hay vuelos con Ryanair a puntos de Italia como Roma, Pisa, Milán y Florencia dependiendo de qué aeropuerto partas.
Desde Vueling es posible partir desde Madrid, Barcelona o Valencia con destinos a Milán, Roma o Venecia según el aeropuerto de partida. Todos estos datos pueden variar en un futuro con la incorporación de nuevas líneas, atento a la fecha de actualización de este documento en la parte inferior.

Si estás buscando ofertas de vuelos y comparar los precios, mi recomendación es hacerlo desde Liligo y Lastminute.

 

ˆ Arriba ˆ

 

Moverse por las ciudades. El transporte urbano.

El transporte público en Italia es excelente. Las grandes ciudades poseen muchas líneas de bus o metro con muy buena frecuencia, y es curioso el tema del autobús porque apenas hay revisores y mucha gente no paga.


Metro y tranvía.

En las ciudades que hay metro (Milán, Roma, Nápoles y Génova) se hace imprescindible su uso en muchas ocasiones si no queremos coger más de un autobús y perder tiempo. Un billete suele costar 1€ y se compra en las máquinas que se encuentran en la zona en la que hay que introducir el billete, por lo que no tendrás problema al encontrarla, además, podrás utilizar ese mismo billete en un lapso de tiempo de unos minutos, generalmente 75 y podrás hacer uso de ellos en los tranvías o autobuses.

Los tranvías se suelen encontrar en zonas donde no llega el metro, por lo que es un gran complemento para tener una buena red de transporte.

Autobús.

No tiene nada que ver con lo que tenemos en España porque los billetes no se compran en el mismo autobús, y el conductor se dedica simplemente a conducir porque no controla quien tiene billete. Todo el mundo puede entrar sin ningún control por lo que hacen falta revisores para que no haya mucho cachondeo y la gente pague.

Para viajar en bus hay que comprar el billete con antelación, se hace desde las taquillas ATAC (red de transporte de bus y tranvía), así como también desde quioscos y cafeterías que se encuentran en las estaciones. Una vez con el billete se entra en el autobús y se pasa por la máquina para que nos marque el billete, y nos bajamos cuando lo estimemos oportuno. Ese es el funcionamiento teórico.
En la práctica  como apenas hay revisores nadie paga, cosa bastante normal por otra parte aunque la multa son 30€. En mi caso sólo me he encontrado revisor en Palermo, y eso que fue mi principal medio de transporte allí.
Si tu economía no es muy buena puedes comprar un único billete y hacer uso de él las veces que quieras durante tu estancia en la ciudad, como cada ciudad tiene sus peculiaridades por lo que te insto a que leas las guías que iré realizando y si al final entras sin pagar siempre vas a ser el responsable de lo que pueda pasar, si por ejemplo eres gafe no te recomiendo que entres sin billete. ;)
También puedes comprar un billete para poder hacer uso de todo el transporte durante un día, una semana... por ello es posible que veas que nadie tiene billete porque es posible que tengan un bono de estos, por lo que no te fíes, podría llegar el revisor y ser tú el único idiota que tiene que pagar.

Por cierto, los billetes de bus también son válidos durante 75 minutos (hay también de otros minutajes) y en combinación con tranvía o un viaje de metro.

Taxi.

En Italia no hace falta que busques un taxi, ya se encargan ellos de buscarse los clientes, al igual que un restaurante te quiere vender el menú del día, un taxista te intentará a llevar a dónde tú le pidas, aunque no te haga falta. En lugares como estaciones no tendrás problema a la hora de encontrar uno, el precio (que depende de la ciudad) no suele ser muy barato.
Desconfía de los conductores sin licencia de taxi que te quieran llevar a un buen precio, por el sur suele ser habitual y tampoco te cobran mucho menos que un taxi.

ˆ Arriba ˆ

 

El tiempo, clima.

Muy parecido al que tenemos en España, con un Sur mucho más calido que el Norte.

En el norte los inviernos son muy fríos y suelen haber tormentas, los veranos son cálidos y húmedos. En zonas de montaña los inviernos son muy frescos y húmedos.
El sur es tremendamente caluroso en verano, más si cabe en Sicilia. Los inviernos son suaves y soleados.

Ten en cuenta que hay ciudades como Venecia en la que hay más probabilidades de que llueva, infórmate antes de partir de cómo está el tiempo por Italia para ir preparado. Gracias a internet lo tienes fácil, para ver el tiempo que hace y hará (no te fies mucho de las predicciones) en Italia y en sus distintas ciudades puedes consultar la página de Meteored.

ˆ Arriba ˆ

 

El idioma.

Todo el mundo sabe que en Italia se habla... el italiano, como idioma oficial. También se habla el francés, alemán y esloveno en menor medida, son usuales también los dialectos del italiano que se extienden por todo el país (que son muchos, sobre todo por el sur).

Los italianos al igual que los españoles no hablan muchos idiomas, en las zonas más industrializadas es común que hablen inglés. Se sienten muy orgullosos de su lengua, por lo que intenta expresarte hacia ellos en italiano, que no se parece tanto al español como podría parecer, pero el aprendizaje resulta muy fácil y cómodo. De todas formas, como son idiomas que se parecen, es posible mantener una conversación con un italiano sin mayor problema, además en este país los gestos juegan una gran importancia a la hora de conversar.

Nunca viene mal un diccionario de bolsillo, aquí tienes uno online que podrás imprimir para llevarlo contigo en el viaje.

ˆ Arriba ˆ

 

Hora de comer, gastronomía italiana.

Qué decir sobre la gastronomía italiana... la pizza es universal en todo el mundo y nadie cocina la pasta como lo hacen ellos, y como amante de los helados me quito el sombrero por cómo los hacen allí, porque no tiene nada que ver con las heladerías italianas que se encuentran en España. Por último el embutido, el vino, el café (¿quién no conoce el capuccino?) y los quesos tiene una reconocida fama.

Lo tradicional en la comida italiana es un primer plato (antipasti) que podría ser una sopa, ensalada, risotto o pasta. Seguido de un segundo plato, ya sea carne o pescado aderezado de verduras y un postre para finalizar, que podría ser fruta del tiempo con una taza de café o un licor. Para beber, vino Lambrusco.
Si el plato es único los italianos optan por una pizza o un buen plato de pasta.

Como peculiaridades, en las zonas montañosas suelen preparar los platos con mucho picante para combatir el frío. Por la zona norte se presta especial atención a la carne y verduras como la espinaca. Ten en cuenta cuando compres botellas de agua de que suelen venderlas siempre con y sin gas (no frizante), aquí en España apenas se vende con gas.

Por el sur toda comida está acompañada de gran cantidad de verduras en donde no suelen faltar las berenjenas y calabacines. Y como recomendación no dejes de probar los quesos en esta zona.

Sicilia tiene su propia gastronomía, muy mediterránea. En muchos bares, puestos de calle y restaurantes abundan las arancini de riso, que son unas bolas de arroz rebozadas con guisantes, pollo y huevo (nada del otro mundo). También es típico los macarrones con raggout (carne).

El vinagre de Módena “Aceto Balsamico di Modena” es conocido en todo el mundo (quizás porque es el más caro y se supone el de mayor calidad). El embutido goza de excelente reputación, personalmente me quedo con el sabor del salami, muy bueno; también son conocidos la mortadela y el jamón crudo italiano, y hay que tener cuidado con el jamón, porque suele estar muy salado, ni comparación con lo que se hace en España. Las salsas que acompañan los platos de pasta son deliciosas, por ejemplo tenemos la boloñesa a base de carne y tomate o el pesto genovés con un color verde ya que predomina la albahaca.

Dejo el dulce para el final. Los helados son inmejorables, aunque como explicaré luego no en todas las heladerías hacen excelentes helados; recomiendo un par de heladerías, una en Nápoles y otra en Roma (consulta las guías de esas ciudades). Un cono de 3 bolas suele costar unos 2€. Por último destacar el tiramisú.

Para disfrutar de todos estos platos en Italia hay que ir a lugares recomendados, si por ejemplo estás en Roma y quieres comerte una buena pizza no creas que en cualquier sitio te la van a dar por el echo de encontrarte en Italia, ese pensamiento es erróneo y pasa con todo, pasta, helados, ...

Para comer bien deberemos ir a un restaurante, pero en Italia es mejor opción ir a una trattoria que básicamente es lo mismo pero con un trato más familiar, además suele ser más barato. Un truco que no suele fallar es ver el cantidad de gente que hay comiendo en un determinado restaurante, contra más gente (nos fijaremos en que haya italianos que conocen mejor el lugar) se supone que mayor calidad... pero parece que en Italia todo el mundo coma en la calle porque está todo lleno. Por lo que te puedes encontrar en un restaurante con un trato pésimo, una comida a base de pasta o pizza que no hace gala del país en el que te encuentras y a un caro precio más el servicio de 2€ por persona que te clavan en algunos restaurantes (una timada en toda regla, doy fe de que me ocurrió). Ten en cuenta eso, no en todos, pero sí en muchos cobran por servicio y en otros cobran una pequeña cantidad por usar la terraza o los cubiertos.
Por último si quieres disfrutar de mucha pizza hay lugares llamados “Pizza al taglio” (al peso) en donde puedes pedir porciones de pizza (que suelen pesar mucho más de lo normal) al peso y sabor que gustes.

ˆ Arriba ˆ

 

Qué comprar.

Es un lugar excelente para comprar moda, mejor en rebajas porque los precios no son nada baratos (ten en cuenta que si vas en el verano te encontrarás con ellas, duran hasta septiembre). Me quito el sombrero con las prendas de cuero que se venden en Florencia, si tienes pensado comprarte una cazadora de piel, de motorista o unos zapatos... y puedes, no dejes de mirar en esta ciudad. Hay dos lugares donde la moda se escribe en mayúsculas: Milán y Venecia, son sitios donde más elegancia he visto en las tiendas, porque de poco me sirve ver tiendas de diseñadores famosos si luego lo que veo en el escaparate no me gusta. En Nápoles también hay muy buena moda a precios no tan prohibitivos y el barrio de Chiaia da fe de ello. En Italia la moda es muy fashion, para bien y para mal, porque hay algunos italianos que van a la última y supongo que querrán destacar, pero para mí hacen la risa; pero por el otro lado la moda que se puede comprar allí es netamente superior a lo que se puede comprar en otros lugares.

Para terminar con la moda... los complementos, importantísimos, y los italianos lo saben muy bien. Empezamos por las gafas de sol, en Italia si no las llevas fashion no eres nadie, las lleva todo el mundo, desde niños hasta ancianos y hay más tiendas de gafas que bares, es impresionante. Abundan mucho los puestos de calle con gafas de sol a granel, bolsos y cinturones; si quieres un consejo ni se te ocurra comprarte allí unas gafas porque la imitación es pésima, no pasa así con los bolsos y cinturones, que suelen ser clavados a los originales (de hecho los fabrican los mismos que hacen los originales) y a un menor precio, por ejemplo un cinturón que puede valer 120€, ellos lo venden por 20€, y si regateas se lo puedes sacar por la mitad, si tienes suerte incluso por menos.
Marcas muy conocidas son Bulgari en joyas, Mandarina Duck en bolsos y Borsalino en sombreros. En moda de sobra es conocido Armani, Valentino, ...

También nos apetecerá comprar algo de pasta para llevarnos a casa, en los supermercados venden de marcas que puedes encontrar en España por lo que deberemos ir a tiendas turísticas que vendan ese tipo de productos, no hay muchas pero en todas las ciudades hay y son inconfundibles, veremos una cantidad de paquetes exorbitante de pasta de muchos tipos (de formas tan variopintas como de penes) y colores, dependiendo del sitio te podrá costar más o menos (la media de un paquete... 4€). Importantísimo es acompañar la pasta con unas buenas especias, son muy caras, pero como nos contaba un vendedor un paquete pequeño de especias dura mucho, supongo que tendrá razón.
También puedes llevarte a casa un licor, el Limoncello es el más conocido pero bajo mi parecer cualquier licor de 1€ sabe mejor.

En general Italia es cara. Por el sur los precios son parecidos a los de España, pero en zonas muy turísticas y en ciudades del norte como Milán los precios son prohibitivos. Hay productos que son más caros de lo normal, otros más baratos, pero por ejemplo la gasolina, beber o tomar algo en un bar o comprar algo de moda es bastante caro. De todas formas, comer y alojarse sale barato.

ˆ Arriba ˆ

 

Ocio, cultura, vida nocturna.

Hablar de Italia es hablar de historia y cultura. El turista siempre encontrará algo importante que ver, ya sea una catedral, un resto romano o una fuente barroca por ejemplo.
Hay gran cantidad de museos, los más importantes se encuentran en Florencia y Roma, aunque todas las ciudades tienen algo de cultura que poder ver.

Ten en cuenta que los horarios para visitar un museo o lugar turístico, en verano suelen cerrar más tarde, pero no intentes ir a una iglesia a las 8 de la tarde porque estará cerrada. Los hombres no tienen problemas, pero las mujeres ojo con los escotes y hombros descubiertos porque no podréis entrar a todos los lugares religiosos.

Los italianos tienen una afición que supera a todas las demás: el fútbol. Al igual que en España dan mucha importancia a este deporte, pero allí es otra historia, la viven a vida o muerte. También dan mucha importancia a la comida, y la familia es pieza muy importante.

Por la noche los italianos (y turistas) llenan las zonas de marcha en todas las ciudades y me sorprendió ver muchas zonas en donde se practicaba el botellón. Los italianos son muy apasionados y hacen muchas chifladuras, pero son buena gente.
Por cierto, la cerveza en Italia no me pareció gran cosa, de lo peorcito de Europa.

ˆ Arriba ˆ

 

La gente en Italia. Mafia.

Los italianos son muy amables, lo notaremos cuando queramos preguntarles algo, ya sea una calle o cuando queramos saber dónde se encuentra la parada del bus que te lleva a la estación por ejemplo.

De sobra es conocido lo pegajosos que son los hombres allí, el truco está en que no tienen vergüenza y lo intentarán con cada una de las chicas que se vayan encontrando en su camino, les da igual que la chica pase de él, ellos seguirán intentándolo... por algo son tan cansinos, tremendamente cansinos, comprobado. Para que os hagáis una idea, iba con 3 chicas y siempre que se separaban acababan con un italiano pegajoso, uno de ellos les entregó una foto y todoson majos, pero no saben lo pesados que resultan.
Viendo a los hombres... las mujeres sólo pueden ser de una forma: bordes. En el norte si no le interesas ni te hablan, la mayoría andan como en una nube, es fácil ver a las niñas fashion de la muerte andando por la pasarela de la calle con el ego bien subidito de tanto italiano babeándoles.

Por el sur es diferente, allí son mucho más campechanos, más buena gente; gritan mucho y hablan más deprisa, por lo que se les entiende mucho menos. En el norte son más pijos y pasan de todo. Entre los hombres es habitual saludarse con dos besos, sobre todo en el sur.

Mafia.

Por último me gustaría hablar sobre la mafia. He podido estar en Nápoles y en muchos puntos de Sicilia y la conclusión que saco es que lo mejor es no hablar del tema. No les gusta hablar sobre ello y siempre intentarán negar la existencia de la mafia haciendo oídos sordos a cualquier pregunta en su referencia. En mi caso me quedé con las ganas de saber lo que se opinaba allí, aunque me demostraron que opinan eso... nada, no existe la mafia.

ˆ Arriba ˆ

 

idea | También te puede interesar...
Otros lugares: Lo mejor de Italia - Milán - Verona - Padova - Venecia
H | Alojamiento muy barato en Italia:
Hostales: BookHostels
Hoteles: Booking
Documento creado en Septiembre del 2006
Por Javier Rioja

> Contacta con el autor | > www.rIL.es

Javier Rioja © 2006-2014

rIL. Diseño Zaragoza . Ilustración . Diseño gráfico . Diseño web . Infografías 3D . Fotógrafos

360º. Posicionamiento buscadores Zaragoza . Nuevas tecnologías . Curso diseño gráfico . Restaurantes

Esta obra se encuentra bajo una licencia Creative Commons conforme a los estándares XHTML 1.0 | CSS 3.0 | 508